Estás Leyendo:

Mi PLaNETa BaSURA

©  WRiTER oN THe MoON

iPiccy-Design66.jpg

3

El espectro de Amenhotep

—Según tú, dices que debajo de estas antenas está tu nave espacial enterrada, ¿no?— me pregunta el camarero cuyos ojos ahora titilan de interés, interés del bueno, del auténtico, pero esperando una gran decepción. Aunque sus fueros internos arden con la ilusión de entender la realidad auténtica y pura en la que vive, del multiverso como un todo, en verdad piensa que Jeanette y yo somos unos desequilibrados mentales.

Querido, no serías el primero al que decepciono.

Hace un frío de cojones.

—Estás a punto de salir del armario— me dice Jeanette en voz bajísima y con ojos de alerta, por el posible desenlace.

—Bah... de perdidos al río. Lo cierto es que podríamos salir a dar un pirulo— comento con el antojo de pilotar mi nave espacial y liarla parda. Pardísima.

—¿Queréis probar mi vino? ¡Vais a flipar!— nos pregunta Jeanette.

La idea de Jeanette de seguir bebiendo en la Luna me seduce, pero antes debo encontrar el panel que activa el mecanismo de apertura del escondite. La clave la recuerdo perfectamente, era:

egyptian.png

Mientras rebusco entre roca y roca en el Alto de las Guarramillas, balbuceando jeroglíficos en voz alta como un loco, recuerdo la luz interior que poseía Neferjeperura Amenhotep...Hermosas son las manifestaciones de Ra, Único en Ra. ¡Y Ra es el nombre de mi nave!

¡Eureka!

Por fin he dado con el panel de activación. Dibujo los símbolos en él y la tierra se abre como si Mazinger Z fuera a salir de su escondite.

Majestuosa como la recuerdo, emerge de las entrañas de la tierra levitando. Hago las oportunas presentaciones.

— Amigos, os presento a "RA".

Sucede algo inconcebible para mí: la mujer de labios rojísimos ve la nave espacial con los ojos de cuando era niña, pletórica de ilusión por un regalo de Papá Noel en Navidad. El misterioso elemento que yace en el camarero de esencia interior extremadamente atractiva se materializa, haciéndose visible como una explosión de colores nunca antes vista.

Percibe mi miedo hacia ellos como especie destructora y desequilibrante de Mi Planeta Basura.

De la armonía dañada en los últimos años.

De la ambición depredadora.

Con los ojos encharcados en lágrimas, me espeta:

Sumimasen

すみません

Siento escalofríos en cada átomo de mi ser. Se produce un efecto dominó que recorre cada átomo de todo este universo. La sensación es brutal y no encuentro las palabras para describirlo.

Subimos a la nave y nos ponemos rumbo a la Luna. Cantando:

 

Red, red wine, it's up to you 

(Pensando en realidad que lo que pega cantar es Moon, Moon wine, esperaré al siguiente estribillo, espero que el resto se una...)

All I can do I've done

Memories won't go, memories won't go

I'd have sworn that with time

Thoughts of you leave my head

I was wrong, now I find

Just one thing makes me forget... MOON MOON WINE...